01
Ele Punto

Eso y más.

Apareciste en mi pasado, mi presente y serás mi futuro.

 

Eres mi eterna pesadilla, me persigues en mis sueños sin que logre alcanzarte en la realidad. Eres lo que odio y lo que quiero, lo que admiro y lo que deseo. Aquello que tengo pero también lo que anhelo. Todo lo que fui, lo que seré, lo que vino y se quedó. Lo que se marchó.

 

Eres la nada, la oscuridad; el todo, la luz. Lo bueno y lo malo. También la risa que desprende felicidad, la lágrima de la tristeza, el abrazo en la soledad, lo evidente en la incertidumbre.

 

Eres esto y aquello, el antes y el después mientras va caminando el durante. La tirita que tapa la herida y el alcohol que la cierra.

 

Eres el comienzo, la historia y su final. Eres un punto y aparte en el párrafo de nuestro cuento. Las estrellas en el cielo o el fuego en el infierno.

 

El aquí, el ahora, el mañana y más tarde. La almohada y la manta que me cubre. La mina del lápiz, la tinta, el borrón y cuenta nueva. Los minutos, horas y segundos de la inmortalidad que nos espera.

 

Eres la obra de arte inacabada, el papel arrugado al borde de la papelera, la idea, el pensamiento que nunca se plasmó. Eres lo moderno y lo antiguo; un largo etcétera, un silencio mudo, una sonrisa triste.

 

Eres la diferencia, lo que se lleva, el arte, la belleza, la musa del creador. La imagen y las mil palabras.

 

Eres la estupidez, la locura, la inteligencia, la brillantez, la cordura… Lo que me salva, lo que mata, lo que me da fuerza o me debilita.

 

Eres lo que no llega, lo que pasó con un suspiro y sin darme cuenta. Lo frío y caliente, el dulce y lo amargo. Ese cubito de hielo que me congela y la llama que arde para derretirme.

 

Eres lo que nunca pensé y siempre tuve en mente, una idea en blanco. El punto de inflexión, la caída y la subida. 

Un vacío en mi cama, la palabra que nunca pronuncias. Eres poema y poesía, novela,  su final feliz y también triste. Eres Romeo, Julieta y su sempiterno amor. Ciencia sin ficción, física y química. Reacción.

 

Eres lo que siempre empieza y nunca acaba; lo que pienso, lo que miro, lo que toco, lo que huelo, escucho y saboreo. La flor delicada y sus salvajes espinas. Una foto en blanco y negro, y a todo color. El amanecer, su reflejo en el mar y el horizonte que les separa.

 

Eres la eternidad en el instante. La nada que llegará a todo. El te quiero, te odio; lo infinito y caduco; lo efímero y lo perpetuo.

 

Eres la sorpresa, el secreto, el desvelo, lo desconocido. Lo infantil y lo maduro; la inocencia, la picaresca; el enfado y la reconciliación. Lo increíble, lo común, la verdad y la mentira…

 

Eres un hola y un adiós. Vosotros, nosotros, tú y yo.

 

«Todo eso y más es lo que eres para mí», se dijo frente al espejo.

Publicado la semana 1. 04/01/2021
Etiquetas
La vida misma , Preferiblemente a solas con uno mismo en la intimidad
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
01
Ranking
4 538 0