29
Freddy Auqui Calle

¡Merezco este infierno!

Hasta la primera etapa de la pandemia trabajé como profesor de literatura en un colegio importante de la capital. Pero se redujo el número de estudiantes y entonces tuvieron que reducir el número de profesores: me despidieron. Aquello no fue un problema porque tenía suficientes ahorros como para vivir sin trabajar durante unos dos años. Mejor aun, lo tomé como una oportunidad y aproveché el encierro para volver a leer a los clásicos: Dostoievski, Cervantes, Kafka, Chejov. Schwob, Camus, Walser ¡Cuánto disfruté volver a La Peste!

Luego pasé al boom latinoamericano: Cortázar, Donoso, Fuentes, García Márquez, Onetti ¡Fue maravilloso volver a Borges! Sobre todo, a sus cuentos: La biblioteca de babel es uno de mis favoritos. El protagonista del cuento es un bibliotecario-Lector. Su vida transcurre en un universo compuesto por un número infinito de galerías de libros, de galerías hexagonales. Desde cualquier hexágono se ven los pisos inferiores y superiores: interminablemente.

La luz que intercomunica los hexágonos y los libros son los fotones: esa partícula portadora de todas las formas de radiación electromagnética que da lugar a que todas las páginas de los libros y las palabras, a traves de la luz ultravioleta, la luz visible, la luz infrarroja, formen infinitas variantes de los textos, hacia el infinito.  

La pandemia me ha condenadó a navegar en este maravilloso mundo lecturiano, a sumergirme en los infinitos pliegues del universo del libro digital.  

¡Desde entonces no he salido de esa pesadilla, de esta pesadilla, de esta otra pesadilla!

¡Merezco este infierno!

 

 

Publicado la semana 29. 19/07/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
No ficción
Año
I
Semana
29
Ranking
0 104 0