39
Marc Llorente

MICROMONÓLOGOS CASI TONTOS. Sube el telón y no hay nadie...

Acabo de llegar al teatro y me siento. Para eso compro una butaca y después me la llevo. Todos los espectadores se sientan como es la costumbre. Pero no todos se llevan la butaca. Porque es un poco molesto llevársela. 

Espero que empiece la función dentro de un rato. Para reírme. Es un drama, sí. Y no pienso dejar de reír. Es la única forma de pasarlo bien… Si los demás no se ríen, allá cada cual. No me quiero aburrir bajo ningún concepto. Dos horas riéndome sin parar aunque maldita sea la gracia que me haga la obra. 

Lo que más me fastidia es cuando la gente se pone a toser. ¡Practique la tos en casa, oiga, y aquí no tosa! Y apague el móvil. Si hoy suena uno me levanto y lo hago añicos. No hablen cuando la representación está en marcha. Ría usted lo que quiera, pero sin hablar solo ni con el vecino. O le echo a empujones.

No sé de qué va el espectáculo. No importa. Tú te ríes y ya está. ¿A qué vas a ir al teatro si no? Si quieres llorar, llora en otra parte. Debería estar prohibido no reírse. ¡A la calle el que no ría! Vaya aburrimiento si no se ríe nadie. ¡No! No pienso dejar de reírme. Por lo que sea. Da igual. Con motivos o sin ellos. Pagar el precio de una entrada y estar serio durante dos horas no hay quien lo resista.

«La representación va a comenzar. Rogamos ocupen sus localidades y apaguen los teléfonos móviles». Eso es. O me levanto y los hago añicos. Ya está bien de tantas tonterías… Las luces de la sala se apagan. Va a subir el telón. No sube. A ver si se ha estropeado y tienen que suspender la función. ¡No, no! Ya se alza. Veamos. No se ve nada. Los focos no están encendidos. ¡Ahora sí! No hay nadie en el escenario... 

¿Y si es una obra sin actores y el público debe imaginar lo que sucede sin que suceda? Puede ser una cosa de vanguardia. Teatro experimental de ese o de poco presupuesto. No sé. Yo me río. ¡Entra un actor! Dice que la actriz no ha podido llegar por no sé qué y nos invita a largarnos y a solicitar la devolución del importe en la taquilla.

Han transcurrido 120 minutos con el actor solo. Hablando por hablar algo. No desconecté mi móvil y suena. ¡Lo hago añicos! Me he reído mucho, haciendo un pequeño esfuerzo, y lo he pasado sensacional.

La gente aplaude, según las indicaciones del protocolo, y otros abuchean con tal de llevar la contraria. No sé de qué iba el espectáculo. Pues sí. He reído y ahora me llevo la butaca que había comprado. ¡Tengo cientos en mi casa!                  

 

Pincha este enlace de teatro  https://youtu.be/m_kndVZskJ0

Publicado la semana 39. 27/09/2021
Etiquetas
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
39
Ranking
6 259 0