33
Miguel Angel

Vicisitudes de un matrimonio

«Se va a estrellar y no seré yo quien lo impida», pensé.

Mi marido es de esos que le dan al “drinky” cosa mala y luego se vuelven cariñosos, zalameros y persuasivos, consiguiendo lo que se proponen.

Esa tarde intenté emularlo y cambiar las tornas. Me pillé un pedal de aúpa mientras lo esperaba. El transparente camisón que lo recibió lo dejó mudo. Se zafó de mí como pudo y fue en busca de alcohol. No quedaba, ni una gota. Le dije, «si quieres beber, ya sabes dónde está la fuente».

Se mareó y cayó al suelo.

Publicado la semana 33. 22/08/2021
Etiquetas
Sola, antes de que él llegue
Compartir Facebook Twitter
Género
Relato
Año
I
Semana
33
Ranking
2 107 0